Shop for a personalized gift at Zazzle.
Nishmata (alma en arameo) tiene 5 niveles (naranjay). Las siglas NaRaNJaY provienen de los nombres asignados para los cinco niveles de conciencia del alma según la Cabala y el Jasidismo:

Nefesh/Fuerza vital Ruaj/Espíritu Neshamá /Aliento [de vida] Jaiá/Viviente-Yejida/Unidad

Click on :::About Us:::

JEWDAIKA PRODUCTS

jueves, 5 de enero de 2012

Juventud vs Adultez

¿Es lo mismo cuando un joven quiere salir de su realidad, y cuando un adulto quiere fortalecerla? Es el mismo impulso. Ambos, con una intención divina y emprendedora.
El joven quiere pausar su existencia, aprender a modificarla, incluso a anularla, y después de lograrlo viene el suspirar, cuando tiene que volver a experimentar la realidad material.
El adulto, ya casado en el mejor de los casos, quiere involucrar divinidad a su existencia, para alzarse contra ella, o por lo menos, soportarla con grandeza.
La diferencia radica en la situación que cada uno de estos segmentos sociales necesita para lograr sus metas.
El joven y el adulto, misma intención, diferente ocasión. Si los juntas, uno perturba la paz del otro, dirá el adulto sobre el joven, que es un engaño lo que intenta vivir, que la verdadera divinidad es cuando va imbuida de materialidad, cuando se intenta negar uno, se está huyendo de la otra, y el objetivo es unificarlas, y por el otro lado, el joven no comprende cómo el adulto tiene tan poca entrega en tiempo y alma, cómo a la hora de vencer sus instintos materiales, cede para ir tras su necesidad, y por más justificaciones, siente que el adulto está engañándose, que en verdad viene para beneficiarse, y en lugar de aprender a entregarse y ser socio de la divinidad, absorbe para sí lo importante, e intenta encajarla en sus logros personales. Ambos se engañan, cuando se enfocan en sigo mismos, pero ambos intentan alcanzar la misma verdad, cada cual a su debido lugar.
Por eso, el joven tiene que tener su espacio donde crecer, saltar, llorar, cambiar, criticarse, meditar, estudiar sin límites ni motivos, dormir poco o mucho, apreciar lo divino sin sentir un objetivo, tocar lo más profundo sin pensar en cómo usarlo, y practicar los valores santos creyendo ser parte del mismo, sintiendo que lo es, y lograr influenciar a otros con lo que sabe en cada momento que se le otorga para ello, y el resto auto engrandecerse o empequeñecerse con material que luego no podrá volver a investigar. Rodeado de casi nada más que los libros y maestros donde pueda nadar, un mar profundo de divinidad constante, con actividades que puedan apoyarlo a crecer y a aguantar la intensidad, y cada tanto, visitar el mundo que lo rodea, y las obligaciones que transforman lo abstracto en material, para que sepa lo que viene y no niegue esa realidad, pero simplemente sea un medio para aprender a colaborar y a transformar esa existencia, cuando tenga lugar.
El adulto, tiene que tener sus tiempos fijos, aunque sean mínimos por semana, para lograr conectarse, despejarse de lo mundano e intentar llevar consigo lo aprendido a donde le es más común frecuentar, ya sea en su casa, sus amigos, su familia, el trabajo, la calle, el mundo, lo que tenga como lugar para moverse, pasar la mayor parte de tiempo afuera, tratando de sembrar lo poco o mucho que recibe cada día, y su espacio debe estar rodeado de gente igual, que aprecie ese tiempo como el último, y que pueda compartir cada tanto un momento grupal, donde compartir lo elevado y lo mundano como una misma realidad, sin sentirse comparado con la imposible realidad que el joven quiere experimentar, porque con ella viene el desánimo de no poder alcanzar las metas más profundas y verdaderas, y se sentirá en un mar de ausencia ante todo el mundo que le espera para luchar. Su espacio es menos relajado, sus horarios son exactos, y no pueden faltar, tanto para rezar como para estudiar, no puede depender del ánimo individual, sino de una sola realidad, que es estar en los horarios de manera que pueda llegar a cubrir su necesidad de estudiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Browse other personalized gifts from Zazzle.