Shop for a personalized gift at Zazzle.
Nishmata (alma en arameo) tiene 5 niveles (naranjay). Las siglas NaRaNJaY provienen de los nombres asignados para los cinco niveles de conciencia del alma según la Cabala y el Jasidismo:

Nefesh/Fuerza vital Ruaj/Espíritu Neshamá /Aliento [de vida] Jaiá/Viviente-Yejida/Unidad

Click on :::About Us:::

JEWDAIKA PRODUCTS

martes, 23 de febrero de 2010

La Fuente de Descarga

Si tú fueras una de esas fuentes a las cuales yo pudiera acceder, entregarte mis pensamientos, mis emociones, y mis necesidades, ¿Qué te diría? ¿Cómo te lo diría? ¿Para qué te necesitaría? A veces uno se siente de una determinada manera (negativa para la salud) como por ejemplo ansioso, triste, depresivo, o nervioso, y se encuentra en una situación en la que es difícil salir, porque no hay a quien compartirle estos sentimientos, no hay donde exprimirlos, o con qué alejarlos. Porque en esta situación, uno se halla en un lugar desconocido, con gente diferente, donde las horas pasan y se hace difícil verlas pasar. Quizás no es el lugar en sí el que produce estos sentimientos, pero de todas formas están ahí, para molestar la paz, para convertirte en melancolía, y cubrir con nostalgia la respiración que antes emanaba sonrisas de azúcar. Identificando el contexto, y confirmando que no es ese el problema, entonces queda reflexionar sobre el sentido de aquellas ideas, de aquellos pensamientos, de aquellos sentimientos, y de la necesidad de aferrarse a algo externo para estar mejor. No, la verdad que no existe algo externo que pudiera hacerme sentir mejor, porque en este caso la situación en la cual me encuentro es grandiosa, y sin embargo no me genera felicidad. Me doy cuenta enseguida que el problema de mi ansiedad viene por otro lado, por el hecho de sentirme alienado del contexto, por sentirme fuera de lugar, o quizás por haber apresurado los tramites y haber rechazado una oportunidad para estar en un lugar mejor. Es probable que mi cabeza antigua o planificada me hiciera elegir este camino, pero lo que sé, es que cambiando el contexto no va a terminar con la nostalgia. No es el contexto, sino la duda que me genera el contexto, ya que podría estar en otro lugar, pero ahora estoy acá, y mis dudas tiran de dos cuerdas reprochándome esta elección, y también obligándome a buscar soluciones que no existen. Si acá estoy fuera de lugar, y nadie mas lo sabe, entonces el lugar no puede hacer nada por mi, y soy yo el que tiene que decidir y entender que la situación es está hecha, no hay nada mas por hacer, y es un trabajo para aprender de una lección que, por ahora, esta complicada.
Otra alternativa que encuentra mi cabeza alterada es que la soledad esta siendo activada, y el sentirme alienado hace de los tramites de la lección, una tarea difícil. Sintiéndome solo, perdido, obligado a estar en un mundo desconocido sin salida, me genera un vacío irreparable. Pero no es la soledad, porque sé muy bien que el contexto por el cual estoy pasando, es un mundo de miles de posibilidades para estar con gente, quizás con esfuerzo, con paciencia, y hasta con un silencio para marcar espacios de conexión, pero siempre está esa oportunidad de estar acompañado.

El pasar de las horas complican la tarea de reflexionar y expresar todo esto en una fuente inexistente, aunque halla pasado un día y ya el sentimiento de ahogado y perdido hallan desaparecido.

Si tú fueras una fuente, querido papel, te escribiría para decirte gracias. Porque aunque no cumplas la función por la cual te escribo, me has ayudado a concretar mis objetivos temporales. Ahora, querida fuente, te agradezco por haberme aliviado de dolores, de nostalgia, de soledad, y de ansiedad. Te agradezco también por demostrarme que el mundo sigue vivo ante mis pensamientos y sentimientos, y más que nada ante mis necesidades, porque ya no estoy solo, y menos que menos triste, quizás porque me mandaste a un ángel del cielo que, ante un espejo, se dio un beso de felicidad. A lo mejor sea la mujer quien fue manifestada como mi espejo, pero sé que estaba besando mi propia esencia, la pura alma de mi ser, ahí bajo las estrellas, frente a los valles y cerros, las luces, y los fuegos artificiales de una llama que se prendió en un momento único en la existencia de mi ser. Podría decirse que fue lo externo lo que alivio a mi alma, pero no es más que mi claridad mental, ya que al estar descargando energías y expresándolas hacia otro ser, mi misma esencia en otra persona, hicieron de mi descarga una limpieza de toda negatividad que abundaba en la oscuridad de mi mente. Ahora te agradezco, fuente, porque me siento bien, pleno, feliz, y con la certeza de que en cada momento y siempre, que tenga necesidades, sentimientos, o pensamientos para expresar, siempre vas a estar para recibir y filtrar esa energía, a través de tu esencia de papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Browse other personalized gifts from Zazzle.